TRAEN OXÍGENO A CAJAMARCA DE OTRAS PROVINCIAS

“Algunos pacientes han fallecido producto de que no llegaba el oxígeno”, relató el consejero Godomanuel Vásquez mientras descargaba, en la puerta de su hotel, algunas de las 25 botellas de oxígeno que se había ofrecido llevar a recargar a Hualgayoc y Cutervo, dos de las provincias cajamarquinas que recientemente pusieron en funcionamiento plantas generadoras de oxígeno medicinal.

El empresario cajamarquino, quien ya fue contagiado por el virus en febrero de este año, lamentó que por la gran demanda de este vital suministro que hay en la región tuvo que esperar hasta tres días para poder regresar con las botellas llenas. “En Cajamarca no hay oxígeno y lo único que hemos hecho es apoyar a aquellos que lo necesitan y no cuentan con los recursos”, indicó.

La falta de oxígeno se agudizó en Cajamarca debido al colapso de Oxicax, empresa que abastece a varios establecimientos de salud y también de manera particular a varias familias, además de la planta de oxígeno donada al Hospital Simón Bolívar por el Colectivo Cajamarca Respira y que, por segunda ocasión, sufrió fallas técnicas la semana pasada.

Asimismo, por el incremento de casos a nivel regional que se debería a la alta prevalencia de la variante P.1 de la Covid-19, la cual quedó confirmada por los estudios realizados por el Instituto Nacional de Salud (INS) a solicitud de la Dirección Regional de Salud de Cajamarca. Aseguran que esta variante, surgida en la localidad de Manaos (Brasil), es hasta tres veces más contagiosa e infecciosa que su forma original.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *