TC RECHAZA CRIMINALIZACIÓN DE LAS RONDAS CAMPESINAS

El Tribunal Constitucional acaba de reconocer en la STC No 03158-2018-AA que las rondas campesinas autónomas, esas que existen donde no hay comunidad campesina y nativa, también ejercen justicia comunal reconocida en el artículo 149 de la Constitución y no usurpan facultades jurisdiccionales, rectificando un anterior pronunciamiento.

En efecto, en la sentencia STC No 04417-2016-PHC/TC, el Tribunal Constitucional señaló que las rondas campesinas autónomas, como las que existen en Cajamarca, san Martín o Piura, donde no existen comunidades campesinas y nativas, no pueden impartir justicia en sus territorios, pues esa facultad reconocida en el artículo 149 de la Constitución, solo la tienen las comunidades campesinas y nativas, lo cual abre peligrosamente la puerta a la criminalización de las rondas campesinas autónomas. Esto dijo el TC:

“Así las cosas, este Colegiado considera que la actuación de la Ronda Campesina del caserío Las Malvinas fue arbitraria en el caso de autos, pues, conforme a los fundamentos supra, la Constitución reconoce como únicos titulares de la jurisdicción comunal a las Comunidades Campesinas y Nativas, no a las rondas campesinas”. (STC No 04417-2016-PHC/TC, 22)

No obstante, en la reciente el STC No 03158-2018-AA, recaída en el caso Marcapata, litigado por el destacado abogado @Ramiro Llatas Pérez, el Tribunal Constitucional cambia de opinión y acaba de reconocer que las rondas campesinas autónomas, si pueden impartir justicia en sus territorios. Es decir que gozan de la protección del artículo 149 de la Constitución, con lo cual se cierra la puerta de la criminalización de las rondas campesinas autónomas. Es decir, las rondas campesinas autónomas no podrán ser procesadas penalmente por usurpación de funciones.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *