RESPIRA CAJAMARCA REALIZARÁ NUEVA COLECTA

El reverendo padre Juan Carlos Pérez, integrante del colectivo Cajamarca Respira y sacerdote de la Catedral de Cajamarca, informó que el grupo de ayuda realizará una nueva colecta para comprar más balones y respiradores mecánicos, porque los hospitales están desbordados. Precisó que se necesitan más de 20 balones de oxígeno por día para cubrir la demanda de los pacientes graves con COVID-19 en la región.

“Nos ha desbordado la necesidad, aunque al día de hoy son poquísimos los casos que hemos dejado de atender. Hemos priorizado atender Cajamarca, en algún momento estábamos en capacidad de atender otras regiones, pero tenemos que priorizar a la región. Estamos centrados en el oxígeno, el padre Pedro Terán Malca nos ha hablado la necesidad de hacer una nueva colecta para comprar maquinas dializadoras y quizá respiradores mecánicos”, afirmó.

En declaraciones a Red de Comunicación Regional (RCR), destacó que en una colecta anterior hubo una participación mayoritaria de la gente de a pie. “No tuvimos el apoyo de quienes tienen medios económicos y pudieron habernos apoyado. Estamos evaluando con médicos del colectivo, nos encantaría tener al menos 20 balones más para hacer el recambio, porque los balones una vez que se acaban a veces no se pueden llenar de manera inmediata, porque hay otra persona con la misma necesidad. Nos encantaría que alguna empresa nos regalara unos 10 balones más para recargar a un paciente en su domicilio”, dijo.

El sacerdote también resaltó la labor del presidente del colectivo Pedro Terán Malca, padre de la parroquia de San Sebastián, y de todos sus integrantes. “Gracias a Dios estamos cumpliendo con los que nos propusimos en julio del año pasado. Los días más agudos de la pandemia hemos tenido que entregar hasta 40 balones y eso varía dependiendo de las necesidades y de la capacidad que tenemos porque solo contamos con 65 balones y casi la totalidad está siendo usado por pacientes”, indicó.

“Quiero agradecer a mis paisanos, a mi gente de Cajamarca que ha participado activamente en esta misión, que algunos creían utópica, pero que nosotros lo hemos tenido claro. Lamentamos que no hayamos tenido el apoyo de los grandes, porque de lo contrario hubiéramos tenido una planta con tres veces más de capacidad de la que hemos podido regalar al hospital Simón Bolívar y tendríamos mayor respiro al momento de la producción del oxígeno”, anotó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *