PRESUNTO FEMINICIDA ESTARÍA ESCONDIDO EN ALGÚN CASERÍO FRONTERIZO DE CAJAMARCA

Escondido en algún caserío de Cajamarca, a la espera de cruzar la frontera hacia Ecuador cuando se relaje la búsqueda policial, se encontraría César Oscar La Barrera Martínez (54), presunto asesino de la empresaria Jenny Jessica Rojas Aranda y su hija de 11 años, a quien además habría violentado en la ciudad de Tarapoto. El sujeto, sobre quien pesa una orden de captura del Poder Judicial, aún mantiene en su poder las joyas y los dos celulares que le robó a su expareja, valorizados en unos 40 mil soles.

La Barrera Martínez ha sido incluido en el Programa de Recompensas del Ministerio del Interior, ‘Los más buscados’, y por información que llegue a su detención se ofrece 30 mil soles. La familia, por su parte, anunció una recompensa de 20 mil soles por el mismo motivo. Es decir, la persona que lo entregue podría recibir 50 mil soles limpios de polvo y paja.

Héctor Rojas Aranda, hermano de Jenny, exhortó a la Policía a redoblar la búsqueda del doble asesino y poner más empeño en este trabajo, que se realiza a nivel nacional. “Pido además a la gente que lo está ayudando, que lo entregue a las autoridades para que responda por lo que hizo”, indicó.

Agregó que hasta el momento solo se ha recuperado la camioneta Volkswagen negra perlada, de placa BS0070, y una laptop de propiedad de la empresaria, pero no las joyas y los teléfonos. Según dijo, la familia de La Barrera no se ha contactado con ellos para nada desde el día en que los cuerpos sin vida de madre e hija fueron hallados hace más de un mes.

El 14 de abril pasado, el Frente Policial Cajamarca reveló imágenes de una cámara de televisión con el sospechoso caminando por la cuadra 9 de la avenida La Paz, cerca de la Corte Superior de Justicia de esa ciudad. Las imágenes también lo muestran ingresando a un restaurante para utilizar el baño. Al activarse las alarmas tras la llamada anónima de una joven, el sospechoso huyó, pero los agentes de la policía hallaron la laptop de Jenny Rojas en la habitación de un hotel donde se hospedó y, cerca de allí, la camioneta.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *