Pedro Castillo ganó en las principales zonas mineras del Perú

En algunas de las provincias donde se desarrollan los proyectos mineros principales en el país el apoyo de la población a Castillo supera el 50%. | Fuente: Andina

El candidato a la presidencia de la República, Pedro Castillo, ya se ubica en el primer lugar para la segunda vuelta electoral, siendo además el más votado en las zonas donde se ubican los principales proyectos mineros del país.

Según los recientes resultados de la ONPE, que tiene más de 98% de actas procesadas a nivel nacional, Castillo ganó en 10 provincias de las 11 donde se encuentran los proyectos mineros más grandes del Perú

En esas 10 provincias los resultados de las actas ya se encuentran al 100%, revelando que el candidato del partido Perú Libre logró el apoyo de incluso el 50% de la población en algunas de esas zonas.

Las provincias donde supera el 50% de los votos son: Huari (Áncash), donde se ubica Antamina; Cotabambas y Grau (Apurímac), donde se encuentra la minera Las Bambas; Espinar (Cusco), donde se encuentra Antapaccay; Chumbivilcas (Cusco), donde está el proyecto Constanza; y Jorge Basadre (Tacna), donde se ubica Toquepala.

Otras zonas mineras donde ganó Castillo son Yauli (Junín), donde está el proyecto Toromocho; Arequipa, donde se desarrolla la mina Cerro Verde; Mariscal Nieto (Moquegua), donde están la minera Quellaveco y el proyecto Cuajone; y Cajamarca, donde se ubica Yanacocha. En estas últimas tuvo un porcentaje de votos de entre 39.7% y 22%.

Cabe mencionar que la mayoría de estas zonas se ubican en proyectos en los que se han registrado conflictos sociales por oposición a la actividad minera.

El candidato también fue el más votado en los distritos más ricos del país: San Marcos (Áncash) y Echarate (Cusco), donde obtuvo 52.63% y 37.47% de los votos repectivamente.

¿Qué propone Castillo ante la minería?

De acuerdo con el capítulo 3 de su plan de gobierno, se propone que el Estado tome el control total de los tres importantes sectores que generan riqueza inmediata, es decir los sectores mineros, gasíferos, y petroleros.

«Los principales yacimientos de la gran y mediana minería como Yanacocha, Antamina, Toromocho, Marcona, Cuajone, Quellaveco, Toquepala, etc., deben ser nacionalizados y pasar descentralizadamente a la administración de los gobiernos regionales según su jurisdicción», sostiene el plan de Perú Libre.

Antes de nacionalizar estos proyectos, se indica que se renegociarán los contratos con las empresas mineras con el fin de que el 80% de las utilidades de la compañía se entreguen a favor del Estado y solo 20% a favor de la compañía.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *