EJECUTIVO FRENA AVANCE DE LA CONTRARREFORMA UNIVERSITARIA

EJECUTIVO FRENA AVANCE DE LA CONTRARREFORMA UNIVERSITARIA

Por ahora. Iniciativa que debilita la Sunedu es inconstitucional, asegura el Gobierno

Tras la presión en las calles y las demandas de gremios estudiantiles, el Ejecutivo finalmente decidió observar la autógrafa de la ley que debilita el rol supervisor de la Sunedu e incorpora en su consejo directivo a representantes elegidos por las mismas universidades. Su decisión la dio a conocer este lunes, fecha en la que vencía el plazo para hacerlo.

A las 11.36 a. m., a través de un oficio dirigido a la titular del Congreso, María del Carmen Alva, el presidente Pedro Castillo y el premier Aníbal Torres oficializaron la devolución de la iniciativa respaldada por Renovación Popular, Fuerza Popular, Perú Libre y Acción Popular.

En este documento, de 21 páginas, el Ejecutivo refuta artículos de la ley que “restablece la autonomía de las universidades”, la cual considera que es inconstitucional y que atenta contra la imparcialidad e independencia funcional de la Sunedu. Añade que elimina la rectoría del Ministerio de Educación (Minedu), vulnera la separación de poderes, genera conflictos de intereses, y hasta afecta el financiamiento de las instituciones públicas.

Entre los argumentos en contra, hace alusión a la incorporación de tres miembros que representan a los intereses de los sujetos regulados (universidades) y que, además, son elegidos por rectores. “Implicaría el alejamiento del actual modelo de gestión de la Sunedu y el acercamiento al esquema organizacional de la Asamblea Nacional de Rectores (ANR)”. A esto suma que lo planteado por el Congreso contraviene la meritocracia.

También ratifica que la norma le quita potestad a la Sunedu de licenciar facultades, escuelas y carreras, por lo cual “ya no estarían sujetas a ningún control”. Y añade que la política de aseguramiento de la calidad quedaría “acéfala”.

Asimismo, sostiene que el Tribunal Constitucional (TC) ya ha confirmado la necesidad de crear a la Sunedu. “La autonomía ya está consagrada”.

De esta forma, la denominada “contrarreforma universitaria” ha vuelto a las manos del Parlamento, con lo cual nuevamente será sometida a votación en la Comisión de Educación y luego al Pleno. Ahí se podría aprobar por insistencia (con 66 votos) o mandarlo al archivo.

“Si se aprobó con 68 votos, se necesita que tres congresistas cambien su postura y la ley se archiva”, dice el exdirector de Educación Superior Universitaria del Minedu Jorge Mori.

Cambios en 30 días

Pero si no se logra eso y se aprueba por insistencia, se dará una acción inmediata. Y es que la autógrafa dispone un plazo de 30 días desde su entrada en vigencia para designar a los nuevos integrantes del consejo directivo de la Sunedu. Esto incluye a los elegidos por los rectores.

La congresista Flor Pablo señala que la Sunedu debe evaluar una acción de amparo u otro recurso legal para suspender el avance. “No es tan simple como aprobarla y en 30 días desbaratar todo. No se tumba un concurso público”.

Agrega que si se aprueba por insistencia, 39 legisladores del bloque a favor de la reforma presentarán una acción de inconstitucionalidad, lo cual puede ser replicado por el Gobierno. “El TC tiene la gran responsabilidad de fallar sobre sus propios fallos. Ya ha dado sentencias sobre Sunedu. Se ha considerado inconstitucional que un ente como la ANR, integrado por rectores, sea juez y parte”.