Desocupación en Cajamarca, más del 80 % trabaja informalmente.

  • No habrá carnavales el 2021, cierran más del 70% de agencias de viaje, talleres, comercio y hoteles han despedido a la mayoría de sus trabajadores. Centenares de micro empresas han quebrado o cerrado.

Más del 80 por ciento de la masa laboral de Cajamarca está en el sector informal como consecuencia de la pandemia, se han perdido innumerables fuentes de trabajo, ciento de restaurantes han cerrado, lo mismo que talleres de confección, los lugares de trabajo para los vendedores en tienda, prácticamente han desaparecido, todo esto se deduce de una rápida visita en los negocios de las principales calles de Cajamarca.

Las tiendas de negocios y talleres de carnavales, los propietarios han despedido a casi la mayoría de sus trabajadores definitivamente el turismo es uno de los sectores más golpeados, restaurantes, hoteles, centros de esparcimientos, agencias de viajes e incluso las empresas de transporte de pasajeros y carga están prácticamente quebrados.

Los grandes centros comerciales la mayoría de las tiendas están cerradas y las que han abierto tienen el mínimo de personal se pudo comprobar en un rápido recorrido por los tres más importantes centros comerciales de la ciudad de Cajamarca.

Lamentablemente es un durísimo golpe a la empleabilidad en Nuestra región que hemos venido intentando en estos dos últimos años intentando salir del estado de recesión y la falta de empleo como consecuencia del gobierno regional del MAS que obligó al cierre y cancelación de varios proyectos mineros a punto de cristalizarse.

EL BCR tenía registrado un crecimiento superior al 2% por ciento anual que coincide con el 2.8 del IPE, sobre todo con la ampliación de algunos proyectos mineros mejoramiento del agro y la esperanza en un turismo que estaba intentando tomar fuerza a pesar de la falta de inversión en la puesta de valor de los recursos turísticos de la zona.

Pero al margen de los avances y al crecimiento, Cajamarca ha mantenido un alto índice de pobreza y continúa siendo la segunda región más informal del país. Con la llegada del COVID-19 y el aislamiento social, estos problemas se agudizaron.

A pesar de esto, Cajamarca es quizá la región con mayor potencial de crecimiento en el mediano plazo si aprovecha bien sus recursos, y confía en que su capacidad minera será una gran ventaja para retomar el crecimiento en los próximos años.

Cerca de 10 mil millones de dólares están a la espera de iniciar inversión en el sector minero, pero se requiere implementar mucho diálogo y poder de inmediato construir mesas de acuerdo entre las comunidades, el gobierno central y los gobiernos locales y regiona ly también las empresas mineras.

Así las cosas, hará falta esperar un poco más y tomar acciones para que la capital del carnaval peruano vuelva a celebrar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *