CUARENTENA PARA COMUNIDADES INDIGENAS EN SAN IGNACIO

Diresa Cajamarca envía brigadas médicas a comunidad indígena Supayaku, provincia de San Ignacio, al reportarse nueve casos de coronavirus en esa población awajún. brigadas de salud de Cajamarca viajan a comunidad indígena por nuevos casos

 

Nueve personas infectadas con coronavirus (covid-19) se ha reportado en lo que va del 2021 en la lejana comunidad indígena Supayaku, ubicada en la provincia fronteriza de San Ignacio, región Cajamarca,por lo que la Dirección Regional de Salud (Diresa) dispuso el envío de dos brigadas médicas.

 

Estas dos brigadas, conformadas por profesionales de la salud de Cajamarca, realizarán un seguimiento clínico a los pacientes covid-19 y realizarán un testeo masivo entre los 900 habitantes de esta comunidad indígena y sus anexos, pertenecientes a la etnia awajún, con el fin de identificar a posibles contagiados.

Según la Red de Salud de San Ignacio, cinco personas fallecieron este mes en Supayaku, de los cuales uno fue detectado con covid-19 y cuatro murieron a causa de otras enfermedades, pero sospechosos al virus y que el personal de salud no pudo comprobarlo porque los familiares no permitieron la prueba rápida.

 

En reunión realizada esta semana entre las autoridades del lugar: alcalde distrital de Huarango, Subprefectura, representantes de la Red de Salud, Policía Nacional y la comunidad liderada por el apu de Supayacu, se acordó que la población cumplirá cuarentena por 14 días y el uso obligatorio de mascarilla y demás medidas sanitarias.

 

Oscar Cahuana de la Cruz, director de la Red de Salud San Ignacio, informó a la Agencia Andina que los infectados se encuentran estables y que los habitantes de la comunidad indígena han reconocido que en los últimos meses del año pasado, inclusive en las fiestas de fin de año, descuidaron los protocolos sanitarios y participaron en actividades sociales, deportivas y religiosas.

 

“Hemos conversado con el apu y admite que han incumplido las reglas sobre los cuidados frente a la pandemia. Ellos están de acuerdo con cumplir la cuarentena, con volver a protegerse, como lo hicieron el año pasado desde el inicio de la emergencia sanitaria cerrando el acceso a su comunidad”, acotó.

 

Recordó que el 2020 se detectaron solo dos casos de covid en la zona y que la cuarentena que se ha dispuesto no es rígida, “queremos que la gente permanezca en sus casas, utilice la mascarilla porque muchos no lo han estado haciendo y eviten trasladarse a otros lugares, a los anexos cercanos”.

 

Las brigadas conformadas por médicos, biólogos, laboratoristas y técnicos en enfermería, se instalaron el martes 26 en la comunidad awajún para hacer un recorrido casa por casa identificando casos sospechosos; además, personal de salud ambiental realizará la desinfección de las viviendas de las personas fallecidas.

Cahuana informó que han traslado 15 balones de oxígeno a Supayacu, pruebas antigénicas, han instalado camas para darle soporte a la jornada de los brigadistas y distribuirán 1,500 mascarillas a la población. “La municipalidad de Huarango está apoyando con la movilidad, alimentación y colchonetas para el descanso del personal de salud, y canastas con víveres para las familias que cumplirán la cuarentena”.

 

Referencias

 

En Supayacu hay pacientes con diversas enfermedades que necesitan ser referidos al hospital de San Ignacio para ser tratados, pero los familiares se oponen y aducen que representa un gasto que no pueden asumir. “Hemos tratado de convencerlos para trasladar a los pacientes al hospital, pero es imposible. El apu indica que es decisión de cada familia”, manifestó Cahuana.

 

La comunidad cuenta con un establecimiento de salud con un médico, una obstetra y una enfermera, pero no pueden atender a pacientes graves, por eso se ha recomendado a los familiares la referencia de los pacientes, sin embargo, no permiten ser evacuados, dijo el funcionario, al mencionar que el pasado 24 de enero falleció la madre del Apu a consecuencia de una fibrosis pulmonar (neumonía viral).

 

Comentó, además, que la comunidad no aceptaba las vacunas y poco a poco han ido cambiando; la red tuvo que contratar un técnico en enfermería de la zona para interactuar con la población y permita hacer el trabajo del personal de salud. “Es difícil, la gente no acepta, pero poco a poco están cambiando”, reiteró el director de la Red San Ignacio.

 

Supayacu se ubica en el distrito de Huarango, a 5 horas en camioneta desde la ciudad de San Ignacio, por una carretera que se encuentra en buenas condiciones.

 

Hospital temporal

 

San Ignacio cuenta con un hospital temporal de EsSalud, y ante el incremento de infectados con coronavirus que registra la provincia, el director de la Red propuso a EsSalud fusionar el trabajo de ambas entidades para darle funcionabilidad al establecimiento.

 

“Nosotros referimos pacientes a la provincia de Jaén, pero en el caso de que colapse la atención en Jaén, estamos coordinado con EsSalud para unir nuestro personal CAS –Covid para atender en el hospital temporal que cuenta con 30 camas”, precisó.

 

El hospital requiere de recurso humano e insumos, porque desde octubre pasado no tiene productividad, “por eso estamos tratando de fusionar el personal para comenzar a atender a pacientes leves y moderados del SIS y EsSalud”, puntualizó.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *