CORONAVIRUS: MINERÍA Y APORTE A LA REACTIVACIÓN.

Periodista Alberto Moreno Alfaro designado Director Regional de ...POR: ALBERTO MORENO ALFARO, (PERIODISTA, DIRECTOR ALMA NOTICIAS) [email protected]

LA CUARENTENA NO PUEDE SER ETERNA, tenemos que prepararnos para vivir un buen tiempo con ellas guardando estrictos mecanismo de controles sanitarios que garanticen la continuidad de la inversión y de la generación de empleo masivo. Tenemos que comenzar a construir muy rápidamente fuentes de trabajo para los casi dos millones de peruanos que ya dejaron de laborar, según estadísticas.

Obviamente en medio de una situación sanitaria global que ha desafiado al sector público y privado, apunta que más allá de lo impredecible del contexto también existen oportunidades para enfrentar la crisis. Una nueva era en los proyectos metalíferos puede darse en nuestro país.

Esta pandemia ha impactado al mundo en formas que aún no llegamos a dimensionar, pero toda crisis ofrece oportunidades y posibilidades de enfrentar y evolucionar con este desafío exógeno y mundial.

Una nueva era en los proyectos mineros puede darse en nuestro país y desde la gestión de este gobierno sabemos que el dilema entre los objetivos de política económica relacionados a la solvencia fiscal y la reactivación económica debe encontrar un justo equilibrio.

Hoy los sacrificios fiscales necesarios para un efectivo programa de promoción de inversiones mineras son altos mirados desde el corto plazo de la meta fiscal que necesita cumplir el país. Adicionalmente, ello se agudiza por la emergencia sanitaria que transitamos mundial y localmente, y que repercute sin duda en empeorar la situación fiscal y financiera del Estado Nacional.

En Cajamarca por ejemplo los efectos directos e indirectos están a la vista y son producto de años de inversión y actividad minera que se está agotando y necesita reinyectar recursos en nuevos proyectos.

Estos nuevos proyectos deben generar una concordia de esfuerzos de Comunidad organizada y representada, el estado y la academia a dialogar. Se tiene que hacer esfuerzos gestiones técnico políticas posibles para lograr que el potencial minero se viabilice y se traduzca en empleo y producción nacional en su cadena de valor, a la par que genere procesos de desarrollo endógeno y virtuosos en las economías regionales donde se radican.

Se tiene que planificar no sólo la inversión, sino la planificación del estado en la deuda interna que se le tiene a la población misma. El poblador debe saber que la inversión minera en su jurisdicción le da empleo y lo saca de la pobreza. No puede haber bolsones de miseria en los mismos lugares de la inversión. Se requiere ser más proactivo de los estamentos de los municipios, gobiernos regionales y gobierno nacional en este sentido.

La cartera minera 2020 contiene proyectos de cobre, oro, plata y litio, cada proyecto tiene su particularidad y su territorialidad y esta gestión debe poner  todo de su parte para atender las particularidades socio-ambientales como económico-financieras y legales de cada uno a fin de encontrar las formas adecuadas a cada contexto territorial, ambiental, social y de ingeniería de proyecto junto a la empresa inversora y la autoridad de aplicación provincial correspondiente. Ser buenos vecinos y trabajar juntos por la limpieza ambiental, es una tarea a desarrollar en forma paralela donde el estado no puede ser solamente invitado de piedra sino protagonista para solucionar la deuda social con un pueblo como el peruano que ha sabido esperar y que ahora se requiere cumplir con esta larga espera y hacerle justicia.