Cesar Acuña: “En mi gobierno, Cajamarca será nuestro polo para desarrollo del norte”.

El candidato presidencial de Alianza Para el Progreso (APP), indicó que en un eventual gobierno suyo Cajamarca será un polo del desarrollo turístico, agrario, ganadero y minero   generando empleo y reduciendo drásticamente las brechas sociales existentes.

Cajamarca es una región llena de riqueza y no podemos seguir siendo la “cenicienta”, nuestra posición estratégica en el norte del Perú nos permitirá ser el eje del desarrollo macro regional nor peruano, dijo el candidato presidencial de Alianza Para el progreso, oriundo de la provincia cajamarquina de Chota.

Hay que desarrollar la agricultura en Cajamarca y defender a los cafetaleros de la zona así como promover la agro exportación y todo esto con una inversión responsable de la minería con cuidado medioambiental y del agua, refirió.

Cesar acuña dijo que espera con optimismo el debate electoral oficial programado para los días 29, 30 y 31 de marzo, el mismo que es organizado por el Jurado Nacional de Elecciones e indicó que servirá para que los peruanos puedan darse cuenta de quien tiene el mejor plan de gobierno para los próximos cinco años.

“Este es el verdadero debate, el oficial, porque estarán todos los candidatos. Estoy seguro de que será el punto de quiebre para que todos mis compatriotas puedan elegir a un presidente con experiencia y que no quiera vivir a costa del Estado”, manifestó Acuña.

Sostuvo que su compromiso es hacer un gobierno de centro, que se preocupe por la inversión pública y privada, atendido a los emprendedores.

Por ello, indicó que APP tiene planes de rescate que incluso han sido respaldados por el Fondo Monetario Internacional (FMI), debido a la pandemia, y sugeridos por la Organización de las Naciones Unidas (ONU) para épocas de crisis alimentaria.

Acuña también propone la compra de deudas bancarias para 5 millones que peruanos que tienen dificultades para cumplir con los pagos de tarjetas de crédito y créditos personales y que se endeudaron para poder garantizar la subsistencia de sus familias.

“Vamos a comprar las deudas que ahora asfixian la economía de 5 millones de familias. Con esta medida, las deudas serán adquiridas por el Banco de la Nación y los deudores tendrán dos años de gracia para empezar a pagar y el monto se financiará hasta en 10 años. No se trata de eliminar las deudas, sino de dar facilidades para que las familias puedan subsistir en medio de la crisis”, dijo Acuña. (FIN)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *