Cajamarca: Dialoguemos para crecer con orden y en paz

Cajamarca: Dialoguemos para crecer con orden y en paz

Por: Alberto Moreno Alfaro (Director Alma Noticias)

Dos graves problemas avizoran con mayor nitidez en los últimos meses en Cajamarca y sobre todo en las provincias donde se desarrolla la minería formal y responsable. Una de ellas es la aparición de mineros informales generando contaminación por doquier y la otra es obviamente las posiciones de levantamiento social financiados por malos candidatos que quieren llegar a ocupar un cargo municipal o regional dramatizando situaciones y enfrentando a las poblaciones con los trabajadores mineros y sus familias.

No nos toca a nosotros calificar el comportamiento del cuidado medio ambiental de las empresas mineras de nuestra región de Cajamarca, pero lo que si podemos confirmar es que el control y las regulaciones del estado se han venido cumpliendo toda vez que no se ha tenido mayores denuncias que puedan alarmar a la población por el trabajo extractivo.

Sin embargo la búsqueda y pretexto de mostrar el pasivo de la vieja minería  hispánica que pobló los pueblos cómo Hualgayoc en la época como consecuencia de la explotación o exploración actual no deja de ser un argumento que solo busca desestabilizar la inversión y evitar que podamos tener acceso a una explotación razonable de la minería en la zona.

Durante el 2021, el precio de los metales que el Perú exporta alcanzó niveles máximos. la cotización del cobre, el principal metal que compone la canasta exportadora peruana, y obviamente la que tiene mayor perspectiva de desarrollo en nuestra región  rompió récords históricos al alcanzar un promedio anual de US$4,22 por libra, superando en 56% al precio promedio del periodo 2016-2020.

Perú es el segundo productor de plata, cobre y zinc a nivel mundial. Asimismo, es el primer productor de oro, zinc, estaño, plomo y molibdeno en América Latina. La Cordillera de los Andes es la columna vertebral de Perú y la principal fuente de depósitos minerales del mundo.

La tramitocracia y la conflictividad se perfilan a ser las principales amenazas a la minería peruana. Ambos problemas pueden frenar el dinamismo que ha experimentado este sector en los últimos años.

Ahora bien el llamado para que las empresas mineras –sea cual fuere su tamaño– pueden y deben incorporar los ODS en sus actividades y operaciones, y de esta manera consolidar los esfuerzos globales y generar nuevas ideas es una práctica que debe crecer en nuestro país y para que esto tenga éxito es menester una alianza sustancial y permanente entre los gobiernos, el sector privado, las comunidades y la sociedad civil.

La inversión minera debe lograr niveles más elevados de productividad económica mediante la diversificación la modernización tecnológica y la innovación, entre otras cosas centrándose en los sectores con gran valor añadido y un uso intensivo de la mano de obra local, no sólo promoviendo mayor demanda laboral entre nuestros trabajadores de la región sino que adicionalmente hay  que promover políticas orientadas al desarrollo que apoyen las actividades productivas, la creación de puestos de trabajo decentes, el emprendimiento, la creatividad y la innovación, y fomentar la formalización y el crecimiento de las microempresas y las pequeñas y medianas empresas, incluso mediante el acceso a servicios financieros.

Las empresas mineras deben y están obligadas a trabajar tomando como prioridad a la población local y trasladar su tecnología para que en ese ambiente de crecimiento mutuo, la paz social sea un estímulo a la inversión y evitar que cantos de sirenas lleguen a las poblaciones motivando huelgas, paros , desinformaciones o trabajos de campañas ideológicas que buscan un clímax social diferente al que se requiere para el desarrollo de la inversión y el desarrollo social de la población.

Busquemos el diálogo permanente entre cajamarquinos, inversionistas, autoridades y sociedad civil, evitemos importar expositores alejados de la realidad de nuestra región. Los colectivos, las cámaras de comercio , las autoridades regionales y municipales deben hacer el esfuerzo de generar consensos y los candidatos deben incorporar en sus mensajes el tema de la inversión y evitar quedarse mudos sobre el tema o esconderse en los tira piedras. ALMA.