«Mi teléfono ayuda a investigar sobre la covid-19 mientras duermo»

Como muchos, Hannah Lawson-West tiene una rutina nocturna regular. Sin embargo, a diferencia de la mayoría de nosotros, la suya implica realizar miles de cálculos científicos complejos para ayudar a combatir la covid-19.

Así es como funciona: Hannah se va a la cama alrededor de las 22:30 y enciende su manta eléctrica antes de irse a dormir, mientras se lava la cara y se cepilla los dientes.

Una vez en la cama, revisa las noticias e Instagram, luego deja su teléfono cargando antes de apagar la luz.

Durante las siguientes ocho horas, mientras la joven de 31 años duerme en su apartamento de Londres, su teléfono cobra vida en silencio, permitiendo a los científicos usar su capacidad computacional para ayudar en la investigación del coronavirus.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *