Reconocen a escuela por atención a jóvenes en situación de pobreza

PNUD y ORU Fogar otorgaron el premio Buenas Prácticas Regionales a la escuela taller San Antonio de Cajamarca por su trabajo por el desarrollo e inclusión social de jóvenes en situación de pobreza. ANDINA/Difusión

 

La Escuela Taller San Antonio de Cajamarca obtuvo el premio Buenas Practicas Regionales otorgado por la Organización de Regiones Unidas (ORU Fogar) y el Programa de Desarrollo de Naciones Unidas (PNUD), por el desarrollo e inclusión social de jóvenes en situación de pobreza a través de la identidad y el patrimonio cultural.

 

La institución educativa funciona desde el 2017 en esta ciudad y brinda carreras técnicas gratuitas a jóvenes (hombres y mujeres) de poblaciones vulnerables con oficios tradicionales vinculados a la conservación del patrimonio cultural y actividades económicas asociadas, de esta manera contribuye a la reducción de la pobreza, equidad de género, acceso a educación e inserción laboral, incidiendo en la puesta en valor del patrimonio histórico de Cajamarca.

Es un reconocimiento importante a la buena práctica en gestión pública a nivel internacional donde se destaca la labor que realiza la Escuela San Antonio, dedicada a la capacitación de jóvenes de manera gratuita, afirmó a la Agencia Andina, la directora de la escuela taller San Antonio, Sandra Cerna Merino, al precisar que su institución funciona en alianza entre la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID) y la Municipalidad Provincial de Cajamarca.

Sostuvo que las carreras técnicas duran 2 años y hasta el momento se capacita a 145 alumnos entre 16 a 25 años de la zona urbana y rural, de los cuales 39 han egresado; además, se brindó cursos cortos de 2 a 3 meses a 1,500 personas (jóvenes, adultos y adultos mayores) en temas vinculados al patrimonio, a fortalecer protocolos covid 19 en agencias de viaje y restaurantes, y aspectos psicológicos.

La pandemia del coronavirus obligó a suspender las clases presenciales en marzo pasado y no era posible continuar de manera virtual por las condiciones de los estudiantes que no tenían acceso a internet ni computadora. “En octubre hemos reiniciado las clases de manera virtual”, sostuvo Cerna Merino, al reiterar que toda la enseñanza es gratuita.

El alcalde Cajamarca, Andrés Villar Narro, destacó el premio obtenido por la escuela San Antonio, como un gran logro en la gestión pública que contribuye a disminuir los índices de pobreza con mejoras en educación y desarrollo. “Ahora estamos en los ojos del mundo junto a otros países latinoamericanos y europeos que también han sido premiados por buenas practicas regionales”, acotó.

Por su parte, José Luis Pimentel, coordinador general de la Cooperación Española en Perú, dijo que la escuela San Antonio representa para la AECID uno de los proyectos insignia en Perú; después de la experiencia impulsada en Arequipa, Cusco y Lima.

La escuela de Cajamarca ha tenido mucho éxito y eso le ha servido para ser reconocida como el proyecto más original, obteniendo la mejor puntuación en la premiación.

Son 5 premios otorgados por ORU Fogar y el PNUD: dos en Europa (en la región italiana de Emilia-Romagna y en Cataluña en España), y tres en Latinoamérica (Santo Domingo de los Tsáchila en Ecuador, en Cordova- Argentina y Escuela Taller San Antonio de Cajamarca –Perú).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *