4500 estudiantes abandonan universidades públicas en Cajamarca.

En lo que va del 2020 unos 174.000 jóvenes peruanos han tenido que dejar sus estudios en las diferentes universidades del país, según un estudio elaborado recientemente por el Ministerio de Educación (Minedu). De este modo, la tasa de deserción universitaria alcanzó este año un 18,6% de un total de 955.000 estudiantes en el Perú; un indicador que es seis puntos porcentuales mayor al registrado en el 2019 (12%).

La situación varía según el tipo de gestión de cada casa de estudios: en las públicas, la tasa de deserción actual es de 9,85%; mientras que en las privadas llegó a 22,5%. Jorge Mori, titular de la Dirección General de Educación Superior Universitaria del Minedu, explicó a El Comercio que la interrupción de estudios es un problema de larga data, “multicausal y no solo económico”, ya que es atribuible también a cuestiones familiares, vocacionales y de exigencia académica.

“El 12% de deserción que teníamos ya era alto, arrastrábamos un grave problema desde antes de la pandemia. Teníamos estudiantes ‘golondrinos’, que llegaban y se iban porque había un sistema universitario desigual. Los problemas son estructurales, pero el Estado realizó la contención para evitar la proyección catastrófica del un 30% de deserción que se estimaba por el COVID-19. Ahora se requiere un esfuerzo adicional para recuperar a los estudiantes que se retiraron este año”, dijo.

–Acciones del Estado–

Mori precisó que el Estado Peruano ha invertido –a la fecha– más de S/600 millones a fin de contener el impacto de la pandemia en el sistema universitario. Este presupuesto se ha asignado a diferentes estrategias y acciones de contención en el ámbito normativo y pedagógico, en el fortalecimiento de las capacidades institucionales, en el apoyo a la conectividad de los alumnos, y en el financiamiento directo para la continuidad de estudios.

En cuanto a la conectividad, el Minedu destinó un presupuesto de casi S/30,8 millones en la distribución de chips que permitan el acceso a Internet. En total, fueron 91.012 beneficiarios, la mayoría de ellos en universidades de Lima (15.158), Puno (7.475), Cusco (7.466), Apurímac (5.102), Lambayeque (4.954), Áncash (4.652), y Cajamarca (4.522). De este modo, según el funcionario, se cubrió al 100% de docentes y 70% de estudiantes.

Respecto a la continuidad de estudios, el sector informó que a través del Programa Nacional de Becas y Crédito Educativo (Pronabec) se han ofrecido 24 mil becas este año. “Lo que pasará en el corto y mediano plazo es que el Minedu trabajará con las universidades públicas para reducir los números de deserción. La gran aspiración es ampliar la oferta; por ello se prevé abrir unas 15.000 nuevas plazas para alumnos, lo cual se ha planteado ya en nuestro presupuesto”, concluyó Mori.

Para Iván Rodríguez, presidente de la Asociación de Universidades del Perú (ASUP), que congrega a 75 instituciones públicas y privadas del país, es difícil estimar cuántos estudiantes universitarios retornarán a las aulas en el corto plazo y cuándo lo harán. Esto, debido a que no existen registros históricos de deserción estudiantil ni estadísticas nacionales.

“Lo real es que sí hay un decrecimiento de la población universitaria por la pandemia. Sin embargo, no hay una regla para el retorno; algunos vuelven después de un ciclo y otros luego de diez años. El Minedu tendrá que hacer un esfuerzo adicional y replantear estrategias para recuperarlos, porque la tasa actual de deserción probablemente aumentará. El problema recién está comenzando y dependerá mucho de la estabilidad económica a futuro”, agregó.

Marco Apaza, representante de la Federación de Estudiantes del Perú (FEP), coincidió en que la deserción universitaria podría incrementarse al 2021, ya que las universidades no han otorgado mayores beneficios económicos a los estudiantes debido a la coyuntura. Dijo que en el caso de las privadas no se han concretado descuentos en las pensiones, pese a que la calidad de las clases se ha reducido con la modalidad no presencial; y en el caso de las públicas solo un 20% de instituciones ha exonerado el pago de matrícula.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *