DESTITUCIONES Y RENUNCIAS EN EL MIDAGRI POR COMPRA DE FERTILIZANTES

Secretario general Paul Jaimes usurpó funciones y negoció directamente con bolivianos un precio que sería más alto que otras ofertas

La adquisición de emergencia de fertilizantes químicos para evitar la pérdida de la campaña agrícola del periodo 2022-2023 ha generado una crisis en el Ministerio de Desarrollo Agrario y Riego (Midagri)

Las diferencias entre el titular del Midagri, Óscar Zea Choquechambi, y el viceministro de Desarrollo de Agricultura Familiar e Infraestructura Agraria y Riego, Rómulo Antúnez Antúnez, causó la destitución de este último el sábado 30 de abril, entre gritos y portazos, de acuerdo con fuentes del ministerio.

Otra decena de altos funcionarios del Midagri también fueron apartados de sus puestos o renunciaron por discrepar respecto a la manera en el que el Ejecutivo pretende resolver la carencia de los fertilizantes, que si no se resuelve antes del inicio de la campaña que arranca en agosto, dañaría a un promedio de 500.000 agricultores.

De acuerdo a fuentes de La República en el Midagri, el exviceministro Rómulo Antúnez expresó al ministro Antúnez su discrepancia por la atribución que se tomó el secretario general del ministerio, Paul Jaimes Blanco, para negociar directamente con Bolivia la compra de fertilizantes.

Se estima que se requieren al menos 200.000 toneladas de fertilizantes químicos para salvar la próxima campaña agrícola.

Antúnez afirmaba que Jaimes no estaba facultado legalmente para participar de las negociaciones. Además, consideraba que el fertilizante boliviano no era la mejor opción.

Entrevistado por este diario, el exviceministro Rómulo Antúnez confirmó el enfrentamiento que se produjo en el Midagri por el manejo de la crisis de los fertilizantes, lo que motivó la salida y renuncia de por lo menos una docena de funcionarios, entre ellos él mismo.

“Hemos salido un grupo grande. El jefe de gabinete de asesores (Javier Bobadilla Leiva), varios asesores de ministro, un grupo muy grande de directores generales, y yo mismo”, reveló Rómulo Antúnez”.

“La salida se debe a la ruptura y discrepancia, una grave intromisión, e inclusive usurpación de muchas funciones, por parte del secretario general (Paul Jaimes Blanco) y que el ministro (Óscar Zea) no quiere asumir. Y, efectivamente, lo que ha causado esta situación es la negociación de la compra de los fertilizantes, ya que el secretario general (Paul Jaimes Blanco) ha asumido toda la negociación sin opinión técnica”, precisó el exviceministro.

De acuerdo con la versión de Rómulo Antúnez, el Midagri ha aceptado que la bolsa de urea boliviana puesta en Puno tenga un costo de 180 soles

“Sin embargo, proveedores chinos y venezolanos ofrecen de 138 o 150 soles cada bolsa puesta en el Callao, de igual o mejor calidad de urea. Eso ha sido la discrepancia principal, por el manejo bastante irregular”, indicó el exviceministro Antúnez.

El Midagri ha propuesto al Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) un proyecto de decreto de urgencia para que el Programa de Compensaciones para la Competitividad (Agroideas) otorgue 974.2 millones de soles a los productores agrarios con la finalidad de adquirir fertilizantes. Ese es el monto que está en juego.

El secretario general del Midagri, Paul Jaimes Blanco, confirmó a La República que existe una oferta de Bolivia. Aunque no descartó las propuestas de otros países.