Yanacocha asegura haber cumplido con acuerdo de gua para Huambocancha Alta

Un grupo de pobladores de la zona de Huambocancha Alta El Batán viene sosteniendo a través de diversos medios un supuesto incumplimiento de Yanacocha de construir un sistema de agua potable (SAP). Sin embargo, este compromiso que asumió voluntariamente Yanacocha en 2005, se cumplió en su integridad con la respectiva construcción y entrega, en coordinación con la Junta Administradora de Servicios de Saneamiento (JASS) de ese entonces.

Antes de la referida construcción, Sedacaj había establecido que, por su naturaleza, las aguas del manantial La Zarcilleja (propuesto por la misma JASS de Huambocancha Alta El Batán) requerían de tratamiento previo para su consumo. Ante tal situación, y no obstante que Yanacocha no tenía responsabilidad de ningún tipo sobre la situación de los manantiales de la zona (contra lo que algunas personas maliciosamente pretendieron afirmar), la empresa financió la construcción del sistema de agua potable y posteriormente apoyó con la instalación de dosadores de cloro y cal para mejorar y mantener la calidad del agua del manantial La Zarcilleja. Incluso, hace algunos años, Yanacocha también donó un tanque adicional de 25 mil litros para incrementar la capacidad de almacenamiento de agua en la zona.

En este contexto, Yanacocha tuvo en todo momento plena disposición para brindar todo el apoyo, participando incluso en un espacio de diálogo con intervención de representantes del Gobierno Regional, la Municipalidad de Cajamarca, la Dirección Ejecutiva de Salud Ambiental – DESA, la Defensoría del Pueblo, la Prefectura, el Ministerio Público, la Autoridad del Agua y la Policía Nacional.

Pese a ello, tras la entrega del SAP en mención, un grupo de usuarios guiado por los señores Alfredo Flores, Isaías y Javier Tafur, y Gilberto de la Cruz, se retiraron de este sistema arguyendo una supuesta mala calidad y propiciaron investigaciones penales contra Yanacocha por presunta perturbación del uso de aguas y contaminación ambiental. Tales investigaciones fueron archivadas en 2006 y 2009, tras establecerse no haber mérito para ejercitar acción penal pública contra funcionario alguno de Yanacocha.

Cabe mencionar que durante 2004 y 2008, esos mismos señores lideraron cinco bloqueos en la carretera Cajamarca – Bambamarca, como miembros de un llamado “Comité de Fiscalización”, e intentaron obstaculizar los acuerdos entre las autoridades, JASS y Yanacocha. Incluso el señor Alfredo Flores exigió contratos de servicios para su empresa F&D, lo que reflejó en su momento la existencia de intereses comerciales encubiertos.

A pesar de que las investigaciones penales contra Yanacocha fueron archivadas, algunas personas malintencionadas vendrían asegurando a los pobladores que estos casos aún estarían en trámite y que a consecuencia de ellos obtendrían una gran suma de dinero, lo cual es evidentemente falso ya que no existe proceso ni, menos aún, sentencia pendiente.

Con esta campaña de desinformación y algunas diferencias que existirían entre la actual JASS (que utiliza activamente y sin problemas el sistema de agua potable construido por Yanacocha) y el grupo ahora liderado por el señor Alejandro de la Cruz Valencia, se pretende exigir que Yanacocha construya un sistema de agua (lo cual ya fue realizado años atrás), incluso con una eventual adopción de medidas de fuerza o presión. Este grupo, por cierto, se niega a asumir los pagos por sus derechos de acceso al sistema de agua administrado por la actual JASS.

Yanacocha hace una exhortación a este grupo de pobladores a fin de que no adopten ni incentiven medidas de presión o coacción frente a una situación en la que Yanacocha cumplió con su compromiso: el uso permanente del sistema de agua potable de Huambocancha Alta El Batán es prueba de ello. Asimismo, alentamos la realización de coordinaciones y diálogo directamente con la JASS actual para que se encuentre una solución viable a los reclamos existentes, así como el involucramiento efectivo de las autoridades competentes.