Misión japonesa muestra hallazgos y estudios de arqueología en Cajamarca

40 años de investigación de la misión japonesa liderada por Yuji Seki.La misión japonesa, liderada por el arqueólogo Yuji Seki, que llegó a Cajamarca hace 40 años expondrá el resultado de su investigación en diversos sitios arqueológicos de la región norandina como Huacaloma, el centro ceremonial de Kuntur Wasi y la Dama de Pacopampa.

La exposición se inaugurará mañana 5 de setiembre en el Conjunto Monumental Belén, ubicado a una cuadra de la plaza de Armas de Cajamarca, y se prolongará hasta febrero de 2020. El ingreso será libre y se podrá visitar de 9:00 a 13:00 horas y 14:30 a 18:00 horas.
Contará con más de 200 piezas de cerámica, ofrendas de oro y plata, y otros vestigios hallados por el equipo de arqueólogos japoneses y en el que también participaron sus pares peruanos de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos (UNMSM).
Huacaloma fue el primer proyecto de la misión japonesa en 1979. “Cuando llegamos a Cajamarca no existía investigación arqueológica, excavamos en Huacaloma cerca de diez años y luego pasamos a Kuntur Wasi”, recordó.
Seki remarcó que “para entender la cultura prehispánica se necesita investigación, hablamos de 3,000 años antes de Cristo, lo que nos permite conocer el proceso de la civilización andina”.

Larga historia

Explicó que en todo este tiempo han recuperado muchas piezas arqueológicas, que no han sido mostradas al púbico. “Esta es una buena oportunidad para que la población de Cajamarca conozca que tiene una larga historia, una cultura importante y preciosa que requiere de cuidado y protección. No podemos vivir sin tener historia, sin tener identidad”.
Seki comentó que este año se conmemora el 120 aniversario de la inmigración japonesa a Perú y que el gobierno de su país, que financió la investigación arqueológica en Cajamarca, decidió hacer varios eventos culturales, entre los que figura la exposición de los 40 años de investigación en la región norandina.
La exposición tendrá dos ambientes: una sala de piezas arqueológicas y otra de introducción, de información, en la que también se mostrarán fotografías de la época en blanco y negro, algunas imágenes de la ciudad de Cajamarca de 1979, de personalidades y autoridades.

Kuntur Wasi y Pacopampa

En los complejos arqueológicos Kuntur Wasi y Pacopampa se hallaron varias tumbas con ofrendas de oro y plata, lo que indica que existían grupos de élite que dirigían a la sociedad hace 3,000 años antes de Cristo.
“En Kuntur Wasi construimos un museo de sitio en el pueblo, allí mostramos todas las piezas halladas en el centro arqueológico, piezas trabajadas en oro, las más antiguas del continente americano”, sostuvo el arqueólogo japonés.
La excavación en Pacopampa tuvo como objetivo confirmar el resultado del trabajo desarrollado en Kuntur Wasi, donde se encontró varias tumbas de personalidades de élite.
“Descubrimos en 2009 la tumba de la Dama de Pacopampa, más o menos 700 años antes de Cristo, donde ya existían élites que dirigían a la sociedad en diversos lugares en la sierra norte de Cajamarca”, expresó Seki.
Tras permanecer 15 años en Pacopampa se culminaron los trabajos de investigación y conservación; ahora el sitio debe ser acondicionado para el turismo con un centro de interpretación.
“Hace cinco años comenzamos el proyecto con el gobierno regional y la subgerencia de Chota para el perfil y expediente técnico, ahora falta asignar presupuesto para la construcción del centro de interpretación que beneficiará a los habitantes”.
Comentó que se hacen talleres de capacitación con los pobladores para ver qué se puede mostrar además de la información arqueológica, la vida cotidiana del pueblo, las costumbres, sus comidas, etcétera. “El patrimonio inmaterial también es importantísimo, es una oportunidad de generar ingresos económicos con el turismo”.

Formación de arqueólogos

La investigación va de la mano con la formación. En ese sentido, la misión japonesa, en convenio con la UNMSM, se encargó de la formación de más de 50 arqueólogos durante el tiempo que trabaja en Cajamarca.
Seki, de 63 años, indicó que para continuar el trabajo de investigación en arqueología se tiene que formar jóvenes que aprendan la técnica.
“Trajimos jóvenes japoneses y peruanos para que aprendan, para hacer prácticas no solo en Pacopampa sino también en otros sitios, y ahora trabajan en proyectos nacionales y en el extranjero”, sostuvo.
“El tiempo pasó rápido. Llegué con maestros también a Cajamarca y ha pasado 40 años. En mi caso, dentro de tres años me jubilo [como director del Museo Nacional de Etnología de Japón] y tengo que trasladar mis conocimientos y experiencia a nuevas generaciones”, puntualizó.