CIENTOS DE CAJAMARQUINOS VISITAN DIRIAMENTE STANDS DE FELICAJ 2019

La IV versión de la Feria del Libro de Cajamarca es una oportunidad de oro para los amantes de la lectura. Es imposible que los visitantes no se detengan en esos clásicos títulos que ahora vienen con una tapa dura muy parecidas al “antiguo testamento”, pero con una portada actualizada de la versión cinematográfica.  Ahí están dominando siempre el grupo de “clásicos”, en ocasiones estigmatizado por el odioso adjetivo de “obligados”.

Para Ricardo Muguerza Terrones, gerente general de editorial ORDECUPE, un clásico es ese libro especial, que conmueve, que no pasa en el tiempo y nos hacen atesorarlos para siempre, son las famosas joyas de la literatura.

“Los clásicos han vuelto con fuerza”, nos comunica en su stand que presenta un letrero adicional referido a “el rincón de los clásicos”. Nos informa con tal entusiasmo de esta sacudida mundial, todo un fenómeno de bonanza editorial ha movilizado todas las baterías.

 

“La gente está releyendo. Esto es como el renacimiento de lo clásico, un interés de hoy que ha venido con mucha fuerza. Obras como El Capitán Calzoncillo, si bien es cierto son divertidas, pero no alcanzan el nivel de las obras maestras. Estamos releyendo, se están peleando por los clásicos y se ha puesto en marcha toda la batería editorial”, nos comenta Ricardo Muguerza.

¿Y qué están haciendo ante esto las editoriales?

Están buscando las caratulas más bonitas. Hemos pasado por una etapa de distracción que nos ha privado de esos clásicos que no pasan en el tiempo…

LA NUEVA VERSIÓN  

Las pruebas Pisa hace ocho años advirtieron este fenómeno que movilizó a las editoriales. Los clásicos ahora vienen con una tapa dura, son motivo de celebración los “50 años” de algunas y otras han optado por lanzar sus “Colecciones de Oro”.

Sus presentaciones en su tapa se han vuelto al cine, pensando en la gran película. Hasta las traducciones ya no son tal cual, ahora se inyecta un lenguaje más asequible, sin complicarse.

Por ejemplo, los versos de la “Divina Comedia”, ahora vienen doblados a la narrativa.

HÁBITOS DE LECTURA

¿La gente está diferenciando la lectura digital?

No es lo mismo. Es el contacto con el libro, hasta en el olor del papel, que nos genera sentimientos distintos. Como dijo Mario Vargas Llosa “Lo mejor que le ha pasado es aprender a leer”.

EXPLICACIÓN DEL FENÓMENO

¿Cómo explicar este fenómeno de volver a los clásicos?

“Cuando uno retoma la lectura de un libro, se dice si te gusto la primera vez, la segunda te va a encantar”.

Un niño, un joven y un adulto, tienen una mirada distinta; por eso que es una nueva experiencia volver a leer el libro que nos dejó impactados.

EL LIBRERO

Ricardo Muguerza Terrones, es el gerente general de editorial ORDECUPE, tiene 58 años, es cajamarquino, específicamente de la provincia de Santa Cruz, radica en Lima. Sus proveedores de libros son en un 90 por ciento de España y México. Recuerda que se involucró en este negocio cuando tenía 18 años y no fue casual, porque estaba buscando trabajo para pagarse sus estudios y en el centro de Lima se encontró con una oportunidad para “vendedores de libro por catálogos”. Así comenzó.

SU PRIMER LIBRO: Recuerdo en mi colegio Juan Ugaz de Santa Cruz, me apasionó Dante Alighieri con su “Divina Comedia”, cuando no había ni cine, leer esta obra espectacular.

LA MÁS PEDIDA: “El Quijote de la Mancha”, en todas sus versiones.

SU CLÁSICO: “El Conde de Montecristo” de Alejandro Dumas, es una obra extraordinaria que contiene tres cosas interesantes: aventura, romance y misterio.

 

¿Hay libros que decepcionan?

Son muy pocos libros los que decepcionan. Es como en el amor, en el libro uno opta qué leer, uno ya sabe lo que debe leer.

Navegar en su stand que por lo menos tiene unos 800 títulos de clásicos a la venta y apenas pedirle ¿Cual nos recomienda? Ricardo confiesa que su trabajo es ser facilitador de lectura, son las habilidades del librero. “Los grandes libros se tienen que leer dos o tres veces”, afirma con tal convicción.

Ha traído para esta Feria unas 70 cajas, con dos mil libros y según como vaya puede que aumente medio millar más.

DATOS

Ricardo calcula que en el mundo literario podrían existir unos 50 mil clásicos según los géneros de poesía, narrativa, filosofía, etc