Cajamarca revive la minga, para reforestar bosques

Con la ancestral minga, la faena comunal que une a los pobladores de una comunidad la Cooperativa Agraria de Trabajadores (CAT) Llullapuquio, instaló 50,000 plantones forestales maderables en el distrito de Chetilla, ubicado en la provincia y región Cajamarca.

La jornada se desarrolló con el apoyo del Servicio Nacional Forestal y de Fauna Silvestre (Serfor) y participaron todos los socios de la cooperativa y lograron forestar 50 hectáreas, las mismas que beneficiarán a un promedio de 100 familias de la zona.
Esta actividad contribuye a la reducción de la presión en los bosques, a ofrecer un producto maderero de calidad a los comerciantes de la región, debido a que el pino es un producto forestal maderable de gran resistencia y durabilidad para carpintería.
Los plantones utilizados son resultado de la primera producción del vivero forestal, implementado en la cooperativa, que tiene una capacidad de 60 mil plantones. Para lograr la implementación de este vivero, la ATFFS Cajamarca, ha gestionado el apoyo las entidades adscritas al Ministerio de Agricultura y Riego (Minagri) y de empresas privadas, con lo que se obtuvo bolsas, semilla, herramientas, insumos para el vivero, mochila fumigadora, motohoyadora, entre otros.
Asimismo, el personal técnico de la ATFFS Cajamarca, Agro Rural y de la Dirección Regional de Agricultura de Cajamarca proporcionó asistencia técnica para la instalación y manejo del vivero forestal.
La reforestación contó con la participación de la Administradora Técnica Forestal y de Fauna Silvestre (ATFFS) Cajamarca del Serfor, la vicegobernadora regional de Cajamarca, el director de Recursos Forestal y Fauna Silvestre de la Dirección Regional de Agricultura de Cajamarca, y las autoridades locales, quienes apoyaron esta iniciativa y ofrecieron su apoyo en continuar con las acciones de forestación en las partes altoandinas de la región.

¿Qué es la minga?

La minga o minka, es una palabra quechua que define una tradición de trabajo comunitario voluntario con fines de utilidad social de origen prehispánico. Es una costumbre que se mantiene vigente en las comunidades andinas de Perú y de otros países de América del Sur.
La minga puede tener diferentes finalidades de utilidad comunitaria como la reforestación o la construcción de infraestructura pública o ir en beneficio de una persona o familia, como al hacerse una cosecha de papas u otro producto agrícola, entre otras, siempre con una retribución variables para quienes han ayudado.
El modo de establecer la reciprocidad determina la singularidad de su práctica en diferentes regiones. Se practica principalmente en comunidades de Perú, Ecuador, Colombia, Bolivia, Chile y Paraguay.