Multitud despide a asesinado alcalde electo de Asunción

Una multitud despidió esta tarde al alcalde electo del distrito de Asunción, Manuel Vigo Muñoz, y su esposa, Isabel Rojas Coral, asesinados la noche del último domingo cerca de la plaza de armas de su tierra natal.

Los féretros fueron conducidos al cementerio general de Cajamarca en medio del dolor de sus tres hijos y familiares. Amigos, autoridades y pobladores que participaron en el funeral pidieron justicia durante el recorrido.

Multitud acompañó hasta su última morada a alcalde electo de Asunción, Manuel Vigo.

“Manuel, amigo, Asunción está contigo”. “La sangre derramada, jamás será olvidada”, “ni una muerte más, queremos justicia”, se escuchó a lo largo del recorrido hacia la última morada de los esposos Vigo Rojas.

Pobladores se sumaron a cortejo fúnebre del alcalde electo de Asunción, asesinado el último domingo.

Por la mañana se ofició una misa de cuerpo presente en la catedral; luego los restos de Manuel Vigo e Isabel Rojas fueron trasladados al cementerio general de Cajamarca.
El alcalde de Cajamarca, Manuel Becerra Vílchez, recordó a la autoridad electa como un gran hombre, un buen hijo, buen esposo y buen padre.
“Siempre luchó por el desarrollo de su pueblo y hoy debemos exigir, de manera contundente, que los autores de este atentado sean castigados con el mayor peso de la ley”, subrayó.
Investigaciones
Becerra señaló que está en coordinación permanente con las autoridades competentes para que las investigaciones se hagan de manera rápida y efectiva.
“No podemos permitir que este tipo de acciones suceda. Para honrar la memoria de Manuel y su esposa, y que ambos puedan descansar en paz, exigimos justicia”, acotó.
Erick, el hijo mayor de la familia Vigo Rojas, agradeció las muestras de solidaridad de las autoridades, amigos y pobladores de Asunción en este momento difícil para la familia.
Asimismo, pidió a la Policía que acelere las investigaciones a fin de dar con los asesinos de sus padres.
“No podemos permitir que la sociedad viva con estas lacras; no podemos permitir que la muerte de mis padres quede impune”, exclamó Erick, al recordar a sus padres como dos personas ejemplares.

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *