Niño de tres años cae a olla de agua hirviendo en Jaén

Un pequeño descuido provocó un accidente. La madre dejó en el piso una olla de agua hirviendo, su hijo de dos años de edad resbaló y cayó al interior provocando quemaduras de segundo grado en el 23% de su pequeño cuerpo. El menor tiene quemaduras en la espalda, los glúteos, el rostro y los brazos.

Inmediatamente, el menor fue trasladado al centro de salud más cercano; sin embargo, debido a la gravedad de sus lesiones los médicos decidieron trasladarlo a Chiclayo. Allí fue estabilizado y se encuentra recuperándose.

El padre del menor viajó desde Piura y solicitó ayuda a personas de buen corazón. “Una quemadura del 23% es bien grave para un niño.Necesita de injertos y de cirugía plástica”, sostuvo el padre del menor, quien viajó desde Piura para estar con su hijo.

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *