La Reflexión de Roque Benavides Ganoza (Entrevista revista Caretas)

 

Entrevista: Carlos Cabanillas… Revista CARETAS

Nació el 20 de agosto de 1954, cuatro meses después de que Haya saliera deportado a México, luego de sobrevivir cinco años en la embajada de Colombia. Fue recién en 1962 cuando el joven Roque Benavides Ganoza pudo conocer al mítico tío abuelo que vivía a salto de mata. Roque heredó el nombre de su tío Roque de la Torre, quien había bautizado a Haya cinco años después de su nacimiento con el afrancesado nombre de “Víctor Raoul”. Ése y otros hallazgos están en el libro del sobrino nieto de Haya, un homenaje escrito al alimón con Lucio ‘Mochero’ Vásquez, quien trabajó con Jorge Idiáquez durante los últimos años del ‘Jefe’. 

Pero el actual presidente de la CONFIEP –y amante de los animales, desde caballos de paso hasta pastores alemanes, en franca coincidencia con su ancestro– es también un animal político. “Y si no somos políticos nos quedamos en lo primero, como decía Haya”, agrega. Por eso no se calla nada. Es evidente: lo que se hereda no se hurta. Pero eso sí, antes pone el parche: su última campaña fue en la FEPUCP, cuando compitió contra Gino Costa y Juan de Dios Olaechea. Y no piensa volver a las lides electorales. 

“A mi querido sobrino Roque, de su tío viejo Víctor Raúl” (1975), dice la firma.
“A mi querido sobrino Roque, de su tío viejo Víctor Raúl” (1975), dice la firma.

 –¿Qué tan bien conoció a PPK?

–Lo conozco hace 40 años. Era amigo de mi padre. Me he reído con él muchas veces. Y a Keiko la conocí cuando estaba cayendo el gobierno de Fujimori. Y terminé siendo amigo de ambos. Yo espero que al presidente Kuczynski no lo destruyan. Él tendrá que seguir todas las investigaciones, tendrá que decir su verdad y veremos si tiene responsabilidades. A mí me tocó ser presidente de la CONFIEP cuando cayó Fujimori. Y ahora me toca ser presidente por segunda vez cuando cae Kuczynski. Espero no ser considerado como el de la mala suerte.

–Dicen que PPK sigue muy dolido.

–Tiene que estar dolido. Creo que después de la campaña presidencial Keiko nunca pasó la página. Y creo que Kuczynski no logró hacer que la pasen, tampoco. Por un lado, querían cerrar el Congreso. Y por el otro, lo querían vacar. Esa era la discusión. Nunca salieron de eso.

–Extraño, considerando las pocas diferencias ideológicas entre ambos. 

Así es, ya no es el viejo enfrentamiento entre izquierdas y derechas. Mi padre decía: “Si quieres ser feliz un rato, véngate. Si quieres ser feliz toda la vida, perdona”. En el Perú nunca perdonamos. Haya fue un ejemplo de perdón.

–A propósito, en su libro reproduce la frase: mortal, no hagas tu odio inmortal

–Ese dicho no es de Víctor Raúl, pero lo repetía siempre. Otra frase célebre es: “en el Perú podemos ser adversarios pero no podemos ser enemigos”. Él fue un hombre al que se le atacó tanto con mentiras. Supo perdonar. Se le tuvo preso, desterrado, cinco años en la embajada de Colombia. Ni siquiera se le permitió venir al entierro de su madre. No estamos hablando acá de sinvergüencerías como las de ahora.

“Soy ingeniero civil como Vizcarra.” Derecha, “No lo destruyan” (sobre PPK).
“Soy ingeniero civil como Vizcarra.” Derecha, “No lo destruyan” (sobre PPK).

 

–Vizcarra acaba de ser presentado en la VIII Cumbre de las Américas.  

–La comunidad internacional lo ha respaldado. Fue una ratificación de la estabilidad política del Perú. Nadie puede negar que en el Perú hay estabilidad jurídica, hasta cierto punto por supuesto, y que hay estabilidad económica también hasta cierto punto. Lo que entró en duda es si había estabilidad política. Y el solo hecho de que esto haya fluido tan suave y que la comunidad internacional haya reconocido a Vizcarra es muy importante. Es muy importante para todos los peruanos, incluyendo a PPK.

–Conoció al presidente Vizcarra cuando fue presidente regional.

–Sí. Mi padre fundó el patronato de la UNI hace como quince años. A raíz de eso, Vizcarra iba a las reuniones que convocaban. Y yo iba acompañando a mi padre. En realidad nos conocimos ahí. Ahora soy vicepresidente del patronato. Nos une un cariño y una responsabilidad por la educación. Tengo buena química con él. Solo tengo un problema. Como que no me sale eso de presidente. Le digo Martín y bueno, no tiene nada de malo. Pero tengo que comenzar a decirle presidente.

–¿Cuál es su balance de la cumbre?

–Por primera vez en estas ocho cumbres, el encuentro empresarial organizado por la CONFIEP llevó sus conclusiones al foro de los presidentes. Transmitimos el mensaje de rechazo absoluto a la corrupción.

–Como alguien que fue constructor, ¿cómo ve el rubro?

–Los escándalos han tocado a la construcción, pero hay que separar a los que pueden haber actuado mal. La ingeniería peruana es más que dos empresas extranjeras que pueden haber corrompido.

“Cuatro temas al 2021: informalidad, centralismo, corrupción y populismo”.
“Cuatro temas al 2021: informalidad, centralismo, corrupción y populismo”.

–También hay empresas nacionales metidas en el tema.

–Pero eso no significa que destruyamos a 40 mil personas que trabajan para Graña y Montero. Si los señores directivos de Graña y Montero hicieron algo inadecuado, que se les enjuicie, que se les aplique la pena correspondiente. Pero por Dios, esto no es rencor eterno. La justicia tiene que ser equilibrada y ciega. Pero justicia que demora no es justicia. No puede ser que el 52% de los presos no tenga sentencia.

–La cuestionable prisión preventiva. 

–La prisión preventiva es perversa. Tiene excesos. El impedimento de salida al señor Ricardo Briceño es un absurdo. ¿Hasta cuándo no vamos a tener grilletes?

–¿Piensa igual sobre Humala?

–El caso del ex presidente y su esposa también es excesivo. Esos niños no tienen por qué sufrir eso. Si es necesario, que les quiten los pasaportes. No se puede tener gente sin sentencia.

–¿Conoció al presidente Humala cuando él estaba en campaña? 

–Nunca tuve una conversación con el presidente Humala. Como peruano, yo no puedo tener una mala relación con un presidente. Sería una pretensión de mi parte. No es como con Gregorio Santos, que me ha dejado la mano estirada dos veces. Y yo quería conversar con él. Humala tuvo el error de decirles a todos sus ministros que no recibieran al sector privado. Una vez en la provincia de Castilla en Arequipa, en la mina de Orcopampa, fue muy tosco y agresivo.

Se presenta hoy jueves 19 de abril  (7 PM) en la Casa del Pueblo.
Se presenta hoy jueves 19 de abril  (7 PM) en la Casa del Pueblo.

–¿La campaña electoral lo resintió?

–Se dijo que se le había pagado a Jaime Bayly para que atacara a Humala. No lo conozco y no tengo  nada que ver con eso. Puedo hablar por Roque Benavides, no por otros.

–Lo que sí contó es que el 2011 diversas empresas –entre ellas Odebrecht– hicieron una bolsa contra Humala.

–Lo que dijimos es que la CONFIEP cuando yo no era presidente hizo una campaña a favor de la empresa privada, lo que hizo que Humala cambiara su discurso. Se dijo que el dinero de varias empresas, entre ellas Buenaventura, era para Keiko. Una mentira.

–Sería bueno aclarar la función de Reflexión Democrática. 

–Fue una ONG creada por varias empresas sin fines de lucro. Buscaba promover que haya mejores congresistas, capacitando jóvenes con cursos de temas políticos, sociales y económicos. Se les daba un monto, creo que eran US$ 20 mil, en forma de tiempo de publicidad. No se les daba dinero. Cuando se le ofreció a Humala, él dijo “denme la plata a mí”. Nunca entendió.

–Sin embargo, hay aportes contabilizados como dinero ante la ONPE.

–Todo era transparente. Se hicieron dos campañas al Congreso: 2006 y 2011. Pero luego el amigo Marco Zileri sacó una columna que decía que eran los congresistas de Roque, y la suspicacia que nos caracteriza supuso que el señor Roque quería aprovecharse del Congreso. Nada más lejos de la realidad. Nunca les pedí un favor. Ni siquiera sabían qué empresas aportaban.

La web de Reflexión Democrática explica el apoyo dado a los congresistas.
La web de Reflexión Democrática explica el apoyo dado a los congresistas.

 

–Había una ‘muralla china’…

–El único que daba la cara era yo. Y había gente como ‘Pocho’ Tantaleán, Fernando Villarán, Milagros Campos. ¿Alguien duda de ellos? Nadie. Y espero que alguien diga que nadie duda de mí.

–Se lo pregunto porque se dice que la mención de Kenji al financiamiento de tres congresistas por Odebrecht es a través de esta ONG. 

–No recuerdo que Odebrecht haya puesto plata.

–¿El 2011?

–No. Tendría que revisar. Y así haya sido, es una de tantas. No tengo nada que ocultar. Creo que se hizo un buen trabajo, pero ante la suspicacia decidí salir de eso.

–Se comenta que Vicente Silva Checa, ex asesor de Jaime Yoshiyama, es cercano al nuevo gobierno. Entiendo que es su pariente político.

–Es mi primo político, está casado con mi prima hermana. A Vicente lo tuvieron preso tres años y nunca fue sentenciado. Esas son las prisiones preventivas…

–Pero él tiene sus cosas, ¿no?

–Es mi amigo, le tengo aprecio.

–Se habla de los nexos entre el nuevo gobierno y el fujimorismo. 

–La verdad, entre peruanos tenemos que dialogar. ¿Qué es esto? ¿Hay peruanos que no deben dialogar? Por favor.

–Lo importante es la transparencia, ¿no?

–De acuerdo, todo de forma transparente. Así soy yo.