DESCUBREN PLAN DEL ‘CHOLO JACINTO’ PARA SECUESTRAR A CONGRESISTA RICHARD ACUÑA

Foto: La República

Foto: La República

La interceptación de varias llamadas telefónicas realizadas a sus cómplices por Jacinto Aucayari Bellido (a) Cholo Jacinto desde el penal de Challapalca, Puno, permitió a la Policía descubrir un plan  para secuestrar en Lima al congresista Richard Acuña Núñez, hijo del alcalde provincial de Trujillo y presidente del club deportivo César Vallejo.

El general José Lavalle Santa Cruz, jefe de la Dirección de Investigación Criminal, confirmó el hecho. Se supo que personal de la División de Seguridad del Estado reforzó la vigilancia del legislador, quien fue informado al detalle del desbaratado plan criminal.

Acuña Núñez fue instruido por la Policía para que cambie  su rutina y modifique interdiariamente las rutas que sigue cuando debe trasladarse a su despacho, así como al Palacio Legislativo. 

El director de la Región Policial Norte, general César Gentille Vargas, reveló por su parte que en el secuestro iban a participar delincuentes prontuariados de Lima y Callao, con ayuda de colombianos. 

“Estoy en condiciones de informar que se trata de una banda vinculada al Cholo Jacinto…”, afirmó Gentille, tras indicar que el grupo desistió al final de su propósito al enterarse de que teníamos vigilado a su jefe preso en Puno.

“Estas bandas criminales son dinámicas e itinerantes. Cuando ellos ven objetivos potenciales donde pueden obtener grandes réditos económicos, se organizan bien”, agregó el oficial.

A LA COLOMBIANA

Richard Acuña evitó declarar a la prensa. Quien sí lo hizo  fue su padre, César Acuña Peralta, burgomaestre de Trujillo.

“Recuerden que Richard es un congresista de la República. Ustedes se imaginan que secuestren a un congresista; estaríamos como en Colombia (…) Yo creo que es una gran responsabilidad del gobierno, una gran responsabilidad del Ministerio del Interior, de cuidar a quienes estén en la política”, subrayó el alcalde.

Jacinto Aucayari purga 35 años de prisión por robo agravado, secuestro y homicidio.

Información: La República